twitter
rss

En una oración distinguimos dos partes principales.

Por un lado el sujeto, que es la persona, el animal o la cosa sobre la que se dice algo.

Ejemplo:
El perro ladraba muy fuerte.

"El perro" es el sujeto porque es sobre el que se habla en el resto de la oración.


Por otro lado tenemos el predicado, que es lo que se dice sobre el sujeto.

El perro ladraba muy fuerte.


"Ladraba muy fuerte" es el predicado porque es lo que se dice sobre el perro.

Ahora probad vosotros con este divertido juego:




0 comentarios:

Publicar un comentario